Características Principales

La iluminación correcta puede transformar una foto cotidiana en un recuerdo extraordinario. Incluso si una cámara tiene flash integrado, un flash externo proporciona capacidades y control que cualquier fotógrafo puede apreciar—mucho más que la simple iluminación de una escena sombría. El Flash compacto y liviano SB-300 AF hace más fácil aprovechar la potencia de un flash Nikon. Con su funcionamiento sencillo, rendimiento excelente y precio accesible, el flash SB-300 AF debe estar junto a todas las cámaras réflex digitales o formar parte del equipo de todo usuario de COOLPIX equipadas con zapato de accesorios. Controle la iluminación a su alrededor.

Con el flash SB-300 AF, disfrutará un flash suave y balanceado para color, tonos de piel e iluminación excelentes a lo largo de la composición completa—no solo el sujeto principal. Utilícelo en situaciones brillantes para rellenar sombras no deseadas (flash de relleno), o utilice su capacidad de inclinación de 120° para rebotar el flash en el techo o en una pared cercana para una iluminación aún más suave y menos directa sobre el sujeto (técnica de rebote).

La tecnología de cobertura de flash de i-TTL (inteligente A través del lente) de Nikon’ personaliza la característica del flash para la toma. Un flash previo imperceptible se dispara milisegundos antes del flash principal para recopilar información sobre la escena—las áreas de sombras, la reflexión y distancia del sujeto. Su cámara con i-TTL y el flash SB-300 AF trabajan juntos para lograr la mejor exposición y la mejor configuración de balance de blancos, todo en una fracción de segundo.

Las imágenes de la pantalla LCD y las Muestras de Video y Fotografía son sólo para efectos demostrativos.