Intermedio

La combinación de fotógrafos con 50 lentes NIKKOR y cuatro cámaras Z 7 crea un video a intervalos imponente

Glossary
La tierra y el viento & nos inspiran – Impresionante video 8K a intervalos creado con la cámara Z 7 de pantalla completa y sin espejos y 50 lentes NIKKOR distintos.

Este es el argumento de la idea: ¿No sería genial crear videos a intervalos en lugares particularmente fotogénicos en situaciones fotogénicas con las cámaras Z 7 y... bueno, digamos, 50 lentes NIKKOR distintos de varias ediciones y luego combinar las escenas en un video fluido y en ultra alta definición 8K?

¡Por supuesto! ¿Pero, por qué lo haríamos?

Porque podemos. Contamos con una gran variedad de NIKKOR antiguos y modernos con una gran variedad de distancias focales y rangos de zoom y nos gustaría mostrar la capacidad, calidad y constancia de forma creativa.

Se le dio el visto el visto bueno al proyecto y comenzó la aventura.

El dúo de fotógrafos

Mark Kettenhofen, representante técnico de Nikon Professional Services en EE.UU, le dedicó al proyecto—siete meses. Por su parte, Chris Ogonek, especialista en productos y capacitación de Nikon Canadá, le dedicó tres semanas, pero viajó más kilómetros. Comenzaron ambos fotógrafos, Mark en Estados Unidos y Chris en Canadá, a enumerar las locaciones y obtener permisos para fotografiarlas.    

Mark era el encargado de caminar, acampar y explorar. A Chris, por su lado, le tocó llegar en avión, rentar un auto, hospedarse en un hotel tomar las fotografías y seguir. “El plan de Mark era distinto del mío”, cuenta Chris. “Él salió en busca de la captura del mejor intervalo posible en algunas locaciones. En cambio, yo quería mostrar distintas zonas de Canadá—las Montañas Rocosas de Canadá, las Cataras del Niágara, el Parque Nacional Banff, zonas de Toronto, Ottawa y Vancouver; lugares a miles de kilómetros de distancia. Por lo tanto, cubrí más territorio, pero él logró enfocarse con mayor precisión en sus objetivos y explorar a fondo algunas locaciones”.

Factores críticos

El proyecto se llevó a cabo pocos días después del lanzamiento de la Z 7, y ninguno de los dos tenía mucha experiencia en el uso de la cámara. Sin embargo, era una Nikon y, por lo tanto, la curva de aprendizaje no representaba una curva en absoluto, a la vez que el rendimiento del sistema, el adaptador y los lentes funcionan sin problemas.

Y a veces, funcionan mejor de lo esperado. Chris usó un lente de control de perspectiva de inclinación-desplazamiento y un PC-E Micro NIKKOR 85mm f/2.8D—en la Z 7 para la secuencia de los transeúntes del puente sobre el río. La combinación del lente con control de inclinación-desplazamiento y la cámara sin espejos permitió capturar tomas de forma más veloz, fluida y con seguridad, ya que el visor electrónico de la cámara y el pico de enfoque le permitían ver los resultados de los movimientos del lente y verificar el enfoque antes de capturar la secuencia. “Con la Z 7, usar el lente PC es pan comido”, comentó Chris.

Además de un perfecto funcionamiento, el factor más importante para el proyecto era el estándar establecido por los fotógrafos para las secuencias de los intervalos. “Esa era la clave”, asegura Mark. “En cada etapa capturé alrededor de 300 imágenes, lo que me dio una velocidad de cuadro de 30 cuadros por segundo. Como resultado, obtuve un mínimo de diez segundos de video con los que podía trabajar en postproducción”. Chris apuntó al mismo estándar.

“Era una decisión crítica”, agrega Mark. “Para lograr que la serie de imágenes a intervalos sea lo más fluida posible de cuadro a cuadro durante 300 cuadros, casi todo lo que capturé estaba en un intervalo de medio segundo, independientemente de la velocidad de movimiento—del agua, de las nubes o del atardecer. El medio segundo creaba movimientos mínimos entre cuadro y cuadro, por lo que en la postproducción podía aumentar o disminuir la velocidad del archivo (de video) para esa secuencia en particular, en caso de que necesitara conservar la fluidez”.

La postproducción era necesaria. La Z 7 crea un video 4K a intervalos integrado en la camera—sin necesidad de una computadora, pero para videos 8K, se necesita montar las secuencias individuales en postproducción. El software para este proceso y para editar las secuencias se encuentra disponible. Mark, que realizó todo el trabajo de postproducción, utilizó el Adobe After Effects.

Todas las secuencias de intervalos se ajustan manualmente. Nada es automático. No puedes aplicar cambios que tal vez creen variaciones en el tono del color, el contraste o la exposición.

El equipamiento

Los lentes NIKKOR que se usaron eran una combinación de los lentes personales de los fotógrafos y del inventario de Nikon y que se fabrica desde hace varios años. Según recuerda Mark, el lente más antiguo que utilizó fue un Micro-Nikkor de 55mm de alrededor de 1979 y, en el caso de Chris, un lente AF de 20mm de la época de los 80. El lente más moderno lo utilizó Mark—el NIKKOR Z 14-30mm f/4 S. Chris usó 18 lentes, Mark 40.

Cada fotógrafo contaba con dos cuerpos de cámara Z 7, Mark agregó un deslizante, básicamente, una plataforma rodante portátil y motorizada con una batería de 12 voltios adicional a su equipamiento para el proyecto. “Hay que coordinar el movimiento de deslizamiento de la cámara—con el intervalómetro preintegrado de la cámara. Se necesita cierta práctica y hacer cálculos para asegurar que el deslizante no deje de funcionar antes de capturar la serie de imágenes”.

El esfuerzo valió la pena. Una secuencia de intervalos depende del movimiento, tanto de la luz, del agua, de las nubes, del sol o la luna; pero algo debe moverse, y Mark sabía que había ciertos lugares donde los elementos no se moverían por sí solos. “Si ya hay movimiento en una locación, posiblemente no sea un pase de diapositivas”, afirma, “pero en el Parque Nacional Olympic, se encuentra la Selva Hoh, y me dirigí a una zona en particular debido a sus helechos—que crecen hasta tamaños enormes y llegan a una altura y un ancho de entre 1.2 y 1.5 m. Sin embargo, los helechos no se mueven y el bosque es tan denso y tupido que no se ven las nubes, por lo que se debe crear movimiento. Mi idea para la toma era colocar la cámara de manera tal que pareciera que estuviera levitando entre los helechos y, así, mostrar el bosque”. Para eso, necesitaba el deslizador.    

Planos de acción

Las secuencias de intervalos para un proyecto con este fin implican el uso de tantos elementos que los fotógrafos tienen que planificar con detalles—la metodología, más allá de la toma de las imágenes”, cuenta Mark. Hay que tener en cuenta la ubicación: ¿hay movimientos visibles? Y el clima: no hace falta que haga buen tiempo—el clima adverso crea las imágenes más dinámicas, pero deben ser coherentes”.

La mayoría de los lugares que escogió Mark ya los conocía muy bien; solo le faltaba conocer algunos, como el Parque Nacional del Monte Rainier. “Traté de visitar lugares icónicos, como el Lago Reflejo en Rainier, para imitar a otros fotógrafos. Otros lugares, como el Monumento Nacional Bears Ears, están muy alejados y poca gente los visita. Caminé 37 km durante dos días y medio en Bears Ears con todo a cuestas; la tienda, el saco de dormir, comida, agua y el equipamiento. Algunos lugares los conocía solo por fotos, como Bandon Beach en Oregón, donde se encuentra la formación rocosa Wizard's Hat”.

Para la configuración de la cámara, también seguimos cierta metodología. Como es de imaginar, la configuración automática no es la ideal para los intervalos. Un cambio en la escena puede producir un cambio en el diafragma o la velocidad de obturación, los balances de blancos o enfoque y, en consecuencia, generar destellos en la imagen. “Todas las secuencias de intervalos se ajustan manualmente”, dice Mark. “Nada es automático—no puedes aplicar cambios que creen variaciones en el tono del color, el contraste o la exposición”. Debido a que es necesario enfocar manualmente, la profundidad del campo es esencial, por lo que siempre que fuera posible elegía un diafragma f/22.

Determinar los ajustes de f-stop y la velocidad de obturación requiere el estudio de la locación de la escena, por lo que se suele visitarla entre dos o tres veces para analizar cómo cambia durante un período de clima uniforme. En un valle del Parque Nacional Olympic, Mark vio el hermoso efecto que creaba la luz al moverse a lo largo de la escena. “Los rayos del sol iban y venían sobre el musgo”, nos cuenta. “Me quedé sentado durante dos horas viendo el movimiento de la luz y dije: esta es la secuencia que necesito. Al día siguiente, volví, preparé la cámara, y la luz iluminaba el musgo, caminé sobre este y medí la luz. Esto me brindó la exposición de base para configurar la cámara manualmente. Luego, hice una serie de pruebas. Todo se veía bien. Al día siguiente, volví y creé la secuencia que se ve en el video. Posiblemente algunos vean esta toma u otras, les gusten y digan: “Tuviste mucha suerte”, pero no es una cuestión de suerte. Conlleva muchísima preparación y lo que yo llamo “prereconocimiento fotográfico”. Tienes que tener en claro cómo se comportará la luz en una locación y momento determinado para poder capturar momentos como este”.

Es por esto que, luego de tantos años, con tecnología tan impresionante y la magia que crean las cámaras y lentes actuales, el punto de partida básico de la fotografía vuelve a ser: ¿cómo ser comportará la luz?

La palabra clave

Ya la mencionamos al comienzo, siempre la tuvieron presente los fotógrafos, y en este video que podemos apreciar se hace evidente: consistencia.

Consistencia en la velocidad de los cuadros, los intervalos, los ajustes y el clima. Y, además, la consistencia confiable de los lentes NIKKOR. Con el paso de los años, los tipos y modelos de cámaras han cambiado, desde las de film a las digitales y hasta las sin espejo, y lo más probable es que si se usaban en el pasado y se siguen usando hoy en día, se pueden obtener resultados de la misma calidad. Durante varias generaciones, NIKKOR ha ofrecido calidad, confiabilidad y consistencia.

Usted ha visto cómo la tierra y el viento & nos inspiran y creemos que, posiblemente, si no se hubieran publicado las especificaciones de los lentes, no se hubiera dado cuenta de que las secuencias se fotografiaron con un lente de hace 40 años o con uno fabricado literalmente unos meses antes del proyecto.

Creemos que también es impresionante.

Lo que dicen los números

La gran aventura a intervalos de Mark Kettenhofen

  • Siete meses capturando tomas.

  • 9133 km recorridos en auto.

  • 620 km recorridos a pie.

  • Mayor temperatura de una locación: 36°.

  • Menor temperatura de una locación: -25°

  • 12 noches en hotel.

  • Más de 45 noches acampando.

  • 57,300 imágenes capturadas.

  • Tres avistamientos de osos negros.

  • Dos tapas de lente perdidas.

  • Un par de zapatos para senderismo destrozados.

  • Un par de zapatos para senderismo robados del campamento.

  • Una pregunta: “¿Cuándo lo puedo hacer de nuevo?”

Este artículo va muy bien con estos productos